Seleccionar página

Piensa en un deseo. Y ahora, sopla

Piensa en un deseo

Piensa en un deseo. Y ahora sopla.

Espera, espera. Qué digo en un deseo. Piensa en un sueño. Y no en uno cualquiera. No, no.

Piensa en el mayor de tus sueños. El sueño. Ese que siempre has anhelado. Ese que sabes que te traería toda la felicidad del mundo.

¿Ya lo tienes?

Pues ahora sí. Ahora sopla.

Pero sopla bien, coño.

Sopla con todas tus fuerzas. Sopla hasta que tus pulmones digan basta. Sopla hasta que el sueño te la sople. Sopla hasta que olvides porqué estabas soplando.

Ningún sueño te va a salvar, y tal vez, esa sea la mejor noticia que vas a recibir hoy.

Piensa en un deseo… Y ahora, sopla.